Verstappen se sacó la mufa en Sepang

Después de sufrir en los últimas tres competencias, donde sólo pudo sumar un punto, el holandés se impuso en el Gran Premio de Malasia con el Red Bull. Hamilton y Ricciardo completaron el podio, mientras que Vettel realizó una gran remontada y llegó cuarto.

Max Verstappen (Red Bull) consiguió su segundo triunfo en el Mundial de Fórmula 1 tras 58 presentaciones, pero todas las miradas se las llevó Sebastian Vettel (Ferrari), quien partió desde el fondo de la grilla por el inconveniente en el motor en la clasificación y, con un gran auto pero principalmente con brillo propio, llegó hasta la cuarta posición tras intentar hacerse del podio.
El primer golpe de escena del Gran Premio de Malasia, por la 15ª fecha del año, se dio antes del inicio, cuando un problema en el motor de Kimi Räikkönen, quien partía segundo al lado de Lewis Hamilton (Mercedes), no le permitió ser de la partida. “No tengo potencia”, se quejaba el finlandés. Pese a los intentos de Ferrari porque largue desde los pits, el Hombre de hielo no pudo ser parte.
Con la carrera en marcha, Hamilton se colocó al frente, con Verstappen como escolta y Valtteri Bottas (Mercedes) detrás, dando cuenta de Daniel Ricciardo (Red Bull). Vettel, a todo esto, quien largaba desde el fondo por los inconvenientes con el motor en la clasificación, se colocaba 12º en la primera vuelta.
Todo transcurría normalmente pero, los Red Bull, eran más rápidos que los Mercedes por los súper bñandos y en el cuarto giro comenzó el ataque. Verstappen superó a Hamilton y en un par de vueltas le hizo una diferencia de dos segundos. Cinco rondas más adelante, Ricciardo dio cuenta de Bottas. Por su parte, Vettel ya estaba dentro de los diez.
Promediando la competencia, los líderes ingresaron a boxes y la mayoría colocó neumáticos blandos, excepto Vettel que salió con los súper blandos. Tras las detenciones, las posiciones quedaron con Verstappen al frente, seguido por Hamilton, Ricciardo, Vettel y Bottas.
A partir de allí comenzó el show del alemán, quien fue a la caza de Ricciardo para acceder al podio e inició a recortarle los más de 13 segundos que le llevaba. Vuelta tras vuelta, Vettel marcó el récord de la carrera y se fue acercando al australiano hasta colocarse a medio segundos, pero encontrarse con rezagados (Alonso y Ocon), que le hicieron perder ritmo, y la perdida de performance de las cubiertas súper blandas, lo obligaron a conformarse con la cuarta plaza.
Insólitamente, en la vuelta de honor, Vettel colisionó con Lance Stroll (Williams) y la suspensión trasera izquierda de su SF70H quedó destruida.
Después de la gran remontada, Vettel se golpeó con Stroll y tuvo que ser alcanzado a los pits por Werhlein.
Con estos resultados, Hamilton amplió su ventaja en el campeonato y suma 281 puntos, seguido por Vettel con 247, quien pudo salvar el fin de semana con esa remontada.
La próxima fecha del Mundial será el fin de semana en Suzuka, por el Gran Premio de Japón.

 

(Fuente: Campeones)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *