Triunfo de Robbiani, en Castelli

Hace algo más de una semana, Ariel Robbiani y Jorge Decibe se quedaron con el triunfo en Castelli, sede de la tercera cita de la temporada del Rally Mar y Sierras , en una carrera distinta, que se destacó por tener un tramo de 29,5 kilómetros cronometrados, que se recorrió en cuatro oportunidades durante el fin de semana y, además, por el constante cambio en la superficie, ya que llovizna durante el sábado y elevado porcentaje de humedad el domingo, fueron las condiciones climáticas que provocaron esos cambios. Carlos Murrone triunfó nuevamente en la R3T. Eduardo Durante repitió en la A. Mientras que los demás ganadores fueron: Juan Pablo Zarkovich (A Light); Daniel Reyes (A Histórica); Alfredo Davila (N3); Francisco Sanz (N2); Román Silva (N1) y Juan Pablo Sansiviero (ZM).

El bicampeón de la categoría tuvo un sustito sobre el final, ya que a poco de la meta, se le detuvo el motor del Citroen DS3 en dos oportunidades, lo que le puso un poco de suspenso a la segunda victoria del año. Robbiani tomó el liderazgo ayer, en la segunda prueba especial de la etapa inicial, y transitó en ese puesto por el resto de la carrera, primero con Claudio Robustelli muy cerca, pero un error del platense en el final del sábado y su posterior abandono, hoy, en el segundo parcial, le aportaron algo de tranquilidad al chillarense, hasta el episodio comentaron más arriba.
Con este segundo triunfo, y tras la ausencia del otro ganador de este 2018, Rodrigo Disalvo, Robbiani saca una buena ventaja en lo más alto de la tabla anual de puntajes. El local, Federico Longhi, quedó en la segunda colocación, además de ser el responsable principal, de un grupo de trabajo, que respondió de manera excelente, en lo organizativo.
En la divisional R3T, Carlos Murrone hizo una muy buena carrera, y tras completarla, se llevó los 32 puntos en juego, para subirse al tope de la tabla de puntajes, obteniendo una nueva victoria al mando del VW Bora, que todavía sigue el paso a paso en su desarrollo, tras esta tercera carrera.
En la clase A, se vivió otra carrera vibrante, llevándose el triunfo Eduardo Durante, que sigue disfrutando, con logros, del mejor momento en su carrera deportiva. Juan Soria, no le perdió pisada en todo el fin de semana, y tras los 130 kilómetros de carrera, quedó a 15 segundos del chivilcoyano. Con varios desperfectos mecánicos durante el transcurso de esta tercera fecha, Patricio Langan, se llevó, como consuelo, poder festejar en el podio, tras alcanzar la tercera colocación.
En la A Light, se dio otro contundente triunfo de Juan Pablo Zarkovich, el campeón del año pasado, se sube al tope del certamen, gracias a este segundo éxito de la temporada, que lo logró de punta a punta, aunque en el final perdió algo de tiempo, por una rotura en la transmisión, que a pesar de todo, lo dejó llegar a la pancarta final. José Lacopola cumplió otra destacada actuación y se anota como uno de los máximos candidatos este año, tras finalizar las ocho pruebas especiales, en la segunda posición. Cumpliendo su primer compromiso en la divisional, el local, Alberto Brossa completó el trio de la premiación.
Daniel Reyes logró una merecida victoria en la A histórica. El ayacuchense, que venía de varios abandonos, cuando luchaba por el triunfo, esta vez pudo completar el recorrido y llevarse el premio mayor. Christian Dangel, con un Fiat Uno, que se sobrepuso a problemas de alta temperatura en el motor, durante el final del sábado, quedó segundo y Dante Scartoni logró otro gran resultado, que le permitió subir, una vez más, al podio,
Alfredo Davila fue el dominador, de punta a punta, en la N3, y ganó por segunda vez en 2018. Daniel Muñiz resultó segundo, resultado importante para no perder el liderazgo en el certamen, mientras que Jorge Renzi pudo completar el recorrido, quedando en el tercer lugar, siendo su segundo podio, en dos carreras corridas sobre el flamante VW Gol.
La N2 quedó en manos del bragadense Fran Sanz, a quien se le había escapado por muy poco, en las dos citas anteriores. 18 segundos fue la diferencia final sobre Agustín Figliuolo, en su debut en esta clase, tras títulos en la ZM y N1. Mario Llinas, quedó tercero, tras ir punteando durante el transcurso de la competencia y tener un inconveniente con una chicana, sobre el final, lo que le valió una penalización de un minuto y lo relegó en la clasificación.
Román Silva se dio el gran gusto de volver a sentarse al volante de un auto de carrera, y en esta oportunidad con un Volkswagen Gol se adjudicó la N1. Sebastian Minasso, que tuvo un inconveniente sobre el final, por el que fue penalizado con cinco minutos, lo siguió a Silva, en el clasificador.
Juan Pablo Sansiviero se llevó todos los puntos en juego, entre los participantes de la ZM. En otro demostración que los trabajos en el taller familiar, ubicado en la ciudad de Ayacucho, dan resultados, al VW Senda no se le cayó nada y logró nuevamente llevarse el trofeo mayor de la clase.
Tras una previa con varias incertidumbres, por el mal clima que venía reinando en los días previos a la competencia, y también por como se comportarían los caminos, tras las abundantes precipitaciones de las últimas semanas, el Rally de Castelli volvió a ser , un éxito en lo organizativo, de donde todos los participantes, se fueron muy conformes, quedando en claro que esta ciudad es para el Rally Mar y Sierras, una de las más eficientes en ese ámbito.
La próxima fecha será los días 1°, 2 y 3 de junio, cuando la categoría, visite por primera vez la localidad de General Las Heras.

 

(Foto: R. Astobiza)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *