Hamilton ganó un carrerón en Shanghai

El inglés de Mercedes venció de punta a punta en el GP de China, una competencia que tuvo todos los condimentos: sobrepasos, estrategias y protagonistas destacables. Sebastian Vettel finalizó como escolta y lidera el Mundial junto al ganador. Verstappen, la figura de la carrera, llegó 3º.

Lewis Hamilton (Mercedes) logró su 54º triunfo en el Mundial de Fórmula 1 y fue, quizás, uno de los más emocionantes. Pero no porque lo hayan tenido a él como protagonista de las maniobras que se dieron o los sobrepasos, puesto que el inglés tomó la punta en el inicio y no la soltó hasta la bandera de cuadros, sino por lo que pasó detrás.
La tan temida lluvia finalmente no se dio, pero la humedad de pista en el inicio hizo colocar a los equipos neumáticos intermedios. Por eso fue que Sebastian Vettel (Ferrari), como la gran mayoría de los competidores, comenzó con ancorizados y a las pocas vueltas ingresaron a los boxes a reemplazar las cubiertas. Vettel ingresó en la tercera vuelta y Hamilton en la quinta, aprovechando el Auto de seguridad por el fuerte accidente de Giovinazzi. Su compañero de Mercedes, el finlandés Valtteri Bottas, en tanto, realizó un trompo durante la intervención del Safety Car.
En el reinicio, comenzó el show de las superaciones, las lindas maniobras y las estrategias. En el undécimo giro, Max Verstappen (Red Bull), quien largó desde la 16ª posición, se colocó como escolta de Hamilton al pegar el sorpasso frente a su compañero de equipo Daniel Ricciardo. Unos giros más tarde, en el 20º, pasaba lo mismo con los hombres de Ferrari: Vettel superó a Kimi Räikkönen, quien se quejaba de la potencia del motor, y se posicionaba detrás de Ricciardo, el tercero.
Y solamente bastaron un par de vueltas para que el alemán entrara en la succión del Red Bull e intentara la superación. Llegó en el giro 22, con roce de ruedas incluidas, por afuera y con una gran maniobra.
Sólo un error cometió Verstappen en la 28ª vuelta, cuando se pasó de largo en un frenaje. Dos giros más tarde ingresó a boxes y allí se colocó Vettel como escolta de Hamilton, quien estaba en otra historia en la punta del pelotón. “Fue un Gran Premio increíble. Tenemos un podio impresionante, fue una carrera muy difícil. Decidimos salir con intermedias y a los pocos giros cambiamos, pero mi equipo funcionó perfecto y es mérito de ellos esta victoria”, comentó el inglés en el podio.
Cuando lo consultaron sobre la performance de Ferrari y Vettel, quienes parecen le darán pelea en el torneo, Lewis indicó: “Puede ser uno de los más peleados, sino el más peleado de los que he estado. Las ultimas veinte vueltas fueron muy duras. Los autos son mejores para manejar, estamos más en la pelea y eso es fabuloso”.
Vettel, en tanto, estaba conforme con lo realizado y su sonrisa lo demostraba. “Mi largada estuvo bien, las intermedias se degradaban mucho pero decidí tomar el riesgo. Me divertí bastante. Venía en un tren que iba para adelante, me costó pasarlos pero mi intención era alcanzar a Lewis”, manifestó el alemán, quien comanda el campeonato junto a Hamilton con 43 puntos, seguidos por Verstappen con 25 y Bottas con 23.
Párrafo aparte para Verstappen, quien hace fácil lo difícil, porque se escurrió en el pelotón con maniobras justas y precisas y, en un par de vueltas, saltó del 16º puesto inicial hasta el quinto lugar. “Fue muy desafiante. Ha sido una muy buena carrera, con un buen balance del auto y estoy muy contento de alcanzar el podio”, sostuvo el joven de 19 años, quien peleó mano a mano en el final con su coequiper por el último escalón del podio y aguantó bien la presión.
La próxima cita del Mundial será dentro de una semana, en el Gran Premio de Bahrein.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *