El sprint de Girado

Cosecha fecunda. El ex-kartista Fabrizio Girado consiguió el tercer triunfo del año en Minicross, en igual cantidad de presentaciones. En Tandil, desarrolló una notable definición largando de la quinta fila para subir a lo más alto del podio.

Entretenida entrega de Minicross en la Villa Don Bosco, categoría que transita un camino firme, parque exuberante de máquinas, y la incursión de pilotos con promisorio futuro.
El joven de Benito Juárez, Fabrizio Girado, es uno de los serios aspirantes que cuenta la divisional, y en el trazado de las sierras exhibió talento, sensibilidad y manejo. “Ha sido un jornada muy especial. Estoy muy feliz, tres victorias consecutivas, como está la categoría hoy en día es importante. Este fue un triunfo con trabajo y esfuerzo, costó mucho. Tenía un gran auto, completamos una buena serie, pero en la semifinal, se complicó por el pace car que hizo una mala maniobra y se trabó la caja. Alcanzamos a llegar en el quinto puesto, que no era demasiado atrás”, sostenía F. Girado.
Definición con alto contenido emocional, con golpes de escena, y un sprint inolvidable, “En la final largué décimo y pude avanzar. Me costó la superación, porque son dieciseis vueltas y alcancé con lo justo para llegar a los punteros, además el circuito no daba mucho para el sobrepaso, tenía que cuidarme. Aproveché algunos errores. El conjunto funcionó a pleno, el motor de Cinalli y el chasis de mi papá”, le explicaba el ganador de Minicross en las sierras, a vertigomotorsport.com.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *